Si la fascinación fuera hermana
de la cautela
el precipicio no tendría
un balcón.

No penséis en escaleras.

Preguntaos
si no es mejor abrir los brazos
y hacer que el cuerpo se adelante.

Si tuviera peldaños el azul
¿qué sería del águila?

Dejad que la cautela
encuentre su linaje.

Dulce Chacón©

Poeta y novelista española. Nació en Zafra (Badajoz). Inició su carrera literaria en 1992 centrada en los comienzos, fundamentalmente, en la poesía. Querrán ponerle nombre (1992) es su primer libro, y tras él, en los años siguientes llegaron Las palabras de piedra (1993) y Contra el desprestigio de la altura, con el que consiguió el Premio Ciudad de Irún en 1995. En 1996 debutó como escritora de novela con el libro Algún amor que no mate, obra de la que posteriormente, en el año 2002, hizo ella misma una adaptación teatral. Dulce Chacón continuó escribiendo tanto poesía como narrativa. En 1997 publicó la novela Blanca vuela mañana; en 1998 inventó la historia de una pareja que se rompe y la amistad que surge entre dos mujeres, una española y otra marroquí, en Háblame, musa, de aquel varón; en 1999 escribió el libro de poemas Matar al ángel y en 2000 una nueva novela, Cielos de barro, con la que consiguió el Premio Azorín. En la mayor parte de sus novelas, Dulce Chacón se descubre como una autora comprometida con la paz, la igualdad de la mujer y los derechos de los inmigrantes. El éxito definitivo le llegó en 2002 con su novela, La voz dormida, por la que recibió el Premio al Libro del Año, concedido por los libreros de Madrid. En este libro, Dulce Chacón rinde homenaje a los hombres y mujeres que perdieron la Guerra Civil española, y presta su voz para dar testimonio de su lucha y de su sufrimiento diario en las cárceles y en las calles del país devastado por la pobreza y por el odio. Dulce Chacón falleció en Madrid, el 3 de diciembre de 2003.